Inicio BadajozHoy La rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird

La rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird

Antes de comenzar a hablar acerca de comparaciones, estadísticas y trofeos es necesario viajar hasta finales de la década de 1970. Durante esos años existían dos escenarios que crecían de forma paralela, pero en dirección contraria. Mientras la NBA pasaba por una etapa triste a causa de haber caído en un juego individualista, violento y polémico; en la NCAA comenzaba a originarse una de las mejores rivalidades que ha presenciado el deporte.

Rivales desde la Universidad

Earvin “Magic” Johnson, protagonista no solo del equipo de la Universidad Estatal de Míchigan, sino de toda la liga colegial, comandaba a su universidad para conseguir el deseado campeonato en el año 1979. Al mismo tiempo, Larry Joe Bird se encontraba en circunstancias idénticas haciendo lo propio con la Universidad de Indiana State, lo que ocasionó un esperado encuentro entre los dos mejores jugadores de la liga en una final que definiría quién estaba por encima del otro. Como muchos sabrán, Magic terminó coronándose en lo que fue el duelo que desencadenaría una increíble historia de amor-odio.

A causa de la época, algo que potenció tanto a esta pugna deportiva fue la diferente etnicidad de las jóvenes promesas. Sin embargo, compararlos en la cancha significaba percatarse de que uno era el espejo del otro y de que tenían más cosas en común de las que el antagonismo comercial les otorgaba. Como resultado, la relación entre ellos comenzó con el pie izquierdo.

En el mismo año de 1979, ambos jugadores se incorporaron al máximo nivel del baloncesto. Johnson fue alistado a las filas de los L.A. Lakers, mientras que “The Hick from French Lick” fue escogido desde un año antes por los Celtics de Boston. Es de señalar que Bird decidió esperar a terminar los estudios universitarios para pisar las duelas de la NBA. Los caminos que cada uno tomó ayudó cual carbón a la fogata para sumar interés en la rivalidad que llegó a “salvar” a una liga que se encontraba en caída libre.

Costa Oeste vs Costa Este, “Showtime” vs un juego feroz y mecánico, Magic vs Bird; una riña que tuvimos la suerte de apreciar en tres finales, de las cuales el príncipe de Los Ángeles obtuvo la victoria en dos ocasiones (1985 y 1987). Por otro lado, Larry tuvo la oportunidad de sacarse la espina clavada por el campeonato de la NCAA en su primer enfrentamiento dentro de las grandes ligas en 1984, donde se tuvo que definir al campeón hasta un séptimo encuentro y Bird fue nombrado MVP de las finales y de la temporada regular.

¿Cuáles son sus logros?

Dicho lo anterior, es momento de poner las cartas sobre la mesa. Con doce temporadas reales de carrera profesional (en la temporada 1991-1992 descubrió ser VIH positivo), Magic alcanzó cinco títulos de NBA de nueve finales disputadas, fue premiado como MVP de la temporada y de las finales en tres ocasiones, fue invitado a doce All-Star Game siendo MVP en dos de ellos, incluido nueve temporadas en el mejor quinteto de la liga, poseedor del récord de asistencias en ‘playoffs’ en toda una carrera con 2,346, cuatro veces líder en asistencias y dos veces líder en robos de la liga.

En la otra cara de la moneda, en trece temporadas, Bird se coronó en tres ocasiones como campeón de la NBA. También, apareció en el mejor quinteto nueve veces (siendo el jugador más valioso en tres de ellas), le arrebató a Magic el nombramiento de Rookie del año, fue invitado al All-Star Game durante toda su carrera siendo MVP una vez, tres veces ganador del Concurso de Triples de la NBA, formó parte en dos ocasiones del Club del 50-40-90 y obtuvo el mejor porcentaje de tiros libres en cuatro ocasiones (por mencionar algunos de los reconocimientos más destacados de ambas partes).

Es claro que los dos llegaron para cambiar al deporte, marcando una nueva era dentro del baloncesto junto con sus distintas personalidades. Se convirtieron en los dos polos opuestos que atrajeron la atención del mundo entero hacia las duelas de la NBA. Las transmisiones del deporte ráfaga norteamericano crecieron tanto que el deporte se popularizó de forma exponencial en el viejo continente. Magic y Bird arribaron a una liga individualista y violenta para contagiar un estilo de juego en equipo y emocionante de ver.

Con el tiempo la tensión fue relajándose y se comenzó a formar una gran amistad que hasta el día de hoy continúa. Amistad que, podría decirse, inició gracias a un comercial de tenis Converse que unió a las dos figuras en la casa que Bird había construido para su madre, donde filmaron aquella publicidad de la marca en 1986.

Algo que suma a la lista de cosas en común entre estas dos leyendas vivientes fueron las limitantes físicas, ya que por más atléticos y dedicados que eran, los problemas en la espalda del exCeltic y el anuncio de tener VIH por parte del exLaker fue lo que retiró a los jugadores. Aunque, eso no impidió que, en su etapa competitiva final, viéramos por primera vez en sus carreras profesionales a Larry Bird y a Magic Johnson defendiendo el mismo uniforme. Esta hazaña ocurrió gracias a su participación en los Juegos Olímpicos de Barcelona junto con el famoso “Dream Team”, en 1992. Los breves momentos que compartieron en cancha emocionaron a más de uno y calmaron las ansias de querer verlos combinar el “Showtime” con la pulcra practicidad.

Intentar clasificar a uno sobre del otro realmente puede llegar a ser una tarea sin sentido, ya que los dos hombres pertenecientes al “Hall of Fame” del baoncesto no serían lo que llegaron a ser sin la existencia y exigencia del otro. Tanto Magic como Bird han sido llamados los responsables de salvar al baloncesto, no solo de las barras y las estrellas, sino el baloncesto mundial; nominación que no parece ser nada descabellada.

Artículo anteriorResultados de la jornada 1
Artículo siguienteEl junior BCB Grupo Preving celebra su primera victoria ante el San José de Villafranca
Toda la actualidad de Badajoz y Provincia. BadajozHoy es propiedad de Flovit.co Identidad Digital